15 mayo, 2020

Trabajos en la viña: La poda en verde

Con Coravirus o sin él, la naturaleza sigue su curso y en primavera, se amontonan los trabajos en la viña, hablamos con la viticultora Flor González, que nos explica en qué consiste la poda en verde y cómo se realiza ésta práctica tan necesaria.

Se trata de una de las labores más importantes en la viña y se realiza en abril y mayo, durante la foliación del ciclo de la vid, es decir, cuando aparecen las hojas, una de las partes más importantes de cualquier vegetal, ya que se encargan de transformar la savia bruta en elaborada y ejecutan las funciones vitales de la planta: transpiración, respiración y fotosíntesis.

Además, es en las hojas donde, con el oxígeno y el agua, se forman las moléculas de los ácidos y azúcares que se acumularán en el grano condicionando su sabor, a partir de una sustancia verdosa -clorofila- que capta de los rayos del sol la energía suficiente para realizar estos procesos. 

La poda en verde, también llamada espergurar, consiste en dejar en los pulgares de la poda, los brotes únicamente necesarios, eliminando también los que han salido en brazos y tronco de la cepa, evitando un exceso de uvas y vegetación, para que el desarrollo posterior se dé en las mejores condiciones.

El espergurado de la viña o poda en verde, es una de las prácticas más extendidas para el mantenimiento de la cepa, además de aportar otros beneficios: 

  • Mayor ventilacion de la cepa para reducir enfermedades fúngicas. El exceso de vegetación creará un microclima en el interior de la cepa con mayor humedad, menor penetración de los rayos solares y con poca aireación, lo que conlleva el riesgo de plagas y enfermedades (ej.: Botrytis, oidio, polilla del racimo). 
  • La viña sufre menos estres hidrico en los meses de calor.
  • Aumentar la penetración de los rayos solares, además de para disminuir la humedad, para favorecer la fotosíntesis de las hojas, ya que las hojas que están a la sombra son consumidoras de energía y las hojas que están al sol, son las productoras.  
  • Rejuvenecer la cepa, evitando que los pulgares crezcan demasiado, siempre que sea posible, dejaremos un brote nuevo al lado del pulgar para iniciar desde ahí el siguiente año.
  • Facilita los trabajos de poda de la siguiente campaña.
  • Aumento de la calidad de las uvas producidas: Evitar la competencia entre los racimos de las yemas francas y las que salen en los nuevos brotes, que serán de baja calidad, no madurarán completamente, porque les daría la sombra y roban nutrientes que serían más útiles en los racimos de arriba para conseguir una mayor calidad del fruto.
  • Control del equilibrio de la carga productiva: Permite hacer una primera selección de los racimos que se cortarán. 

Este año, debido a la situación del mercado causada por el coronavirus, el Ministerio de Agricultura a impuesto un rendimiento máximo de kilos por hectáreas, de 20.000 kilos para los vinos blancos y 18.000 kilos para los vinos tintos.

https://lazarcera.com/agricultura-aplica-medidas-en-el-sector-vitivinicola-y/

Las Comunidades Autónomas pueden aplicar esta medida, siempre que se trate de parcelas completas en una Denominación de Origen. La limitación del rendimiento de la planta con la poda en verde, es una práctica habitual en territorios que apuestan por la calidad, como Ribera del Duero y Rioja, que limitan la producción por kilo a 6.000-7.000 kilos por hectárea, para conseguir cosechas más escasas pero mejores, frente a los 30.000 kilos por hectárea de otros territorios, como Castilla la Mancha, Extremadura y Valencia, que apuestan por el volumen de ventas en su estrategia.

El rendimiento del viñedo, también depende de la variedad de la planta: Por ejemplo, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Viognier y Carménère, son más fértiles en sus yemas basales y otros varietales como Tempranillo, Sauvignon Blanc, Pedro Ximenez mza. Criolla grande, Chica, Moscatel de Alejandría, entre otras, son fértiles a partir de su cuarta o quinta yema. Otras, como Malbec Petit Verdot o Syrah, por ejemplo, son fértiles en sus yemas bésales y medias. 

En definitiva, tal y como define el diccionario del vino, la poda en verde se realiza en primavera, cuando han brotado las yemas de la cepa y consiste en eliminar los brotes que aparecen en el tronco de la viña, llamados chupones y dejar un numero fijo de tallos (sarmientos) por pulgar, normalmente 2.

El objetivo es eliminar la «carga» sobrante de la planta para mejorar el rendimiento y la calidad de la uva al aumentar la superficie de insolación útil y limitar el número de racimos por cepa.

Diccionario del Vino. La poda en verde http://www.diccionariodelvino.com/index.php/poda-en-verde/
Compartimos este vídeo de Julio Prieto asesor vitivinícola, que explica muy bien el proceso.

– Lo mejor del vino de Rioja. Saber de Vino, el ciclo de la vid. Sección Noticias.
– Rodríguez de Vera. La Poda en Verde. Sección Viticultura.
– Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. Ins. Nacional de Tecnología Agropecuaria. Estación Experimental Agropecuaria de Mendoza. Actualización: Marzo 2010
A %d blogueros les gusta esto: